VALÓRATE POR LO QUE ERES,
ES EL PRIMER PASO PARA ALCANZAR LO QUE QUIERES.

Mi mayor compromiso ayudarte a que logres ser feliz contigo tal y como eres y para ello te aportaré mi conocimiento y experiencia como profesional, persona, mujer.

Contarte de mí es gratificante desde la perspectiva que es una gran oportunidad para compartir vivencias, maneras de ser y pensar acerca de la vida, cosa que me apasiona como psicóloga que soy de profesión. Siempre digo a mis seres queridos y amig@s allegados, que antes de ser psicóloga soy persona y mujer, lo cual significa que soy una más entre tantos, que tengo aciertos y desaciertos, que lloro, me frustro, sufro y también río, siento alegría, amor, sueños y mantengo el firme deseo por ser feliz sabiendo que para lograrlo hay que trabajar y muy duro.

Me considero una persona y mujer muy activa, de retos permanentes, que necesita la adrenalina, inquieta continuamente por aprender y compartir desde la emoción con mis seres queridos, allegados, amig@s, clientes y gente en general. Desde niña descubrí que era parte de mí estar con las personas pues soy de personalidad extrovertida, me di cuenta de ello, porque me gustaba en la época del colegio tomar el micrófono y hablar ante todas las estudiantes algo más de 200 y hoy aunque con muchos cambios mantengo esas características como esencia, así como también mi amor infinito por mis hijos y familia que son como la gran joya, aunque no son míos.

La psicología llega a mi vida a la edad de los 12 años y gracias a un maravilloso libro obsequio de la hermana directora de curso, el vendedor más grande del mundo de Og Mandino despertó en mí la increíble pasión por la psicología, así como también lo fue el escuchar la suave voz y entonación de las charlas de la psicóloga del colegio y aunque me encantaba bailar y soñaba con ser una gran bailarina al final me decanté por ser psiscóloga lo que se convirtió a lo largo de mi vida en una de mis grandes pasiones, pues el baile como el volleyball también lo siguieron siendo.

De tantas anécdotas la que mayor aprendizaje me ha dejado fue una en especial vivida en mi adolescencia, practicaba Volleyball por allí en los años 80, era para entonces una estudiante de secundaria, medía 1.53mt llegué a ser la colocadora titular del equipo de volleyball de mi provincia,  mi entrenador me decía por cariño “chiquitica”y con todo ello, os puedo asegurar que jamás me dí cuenta que era pequeña y mucho menos que eso podría representar alguna limitación para llegar a donde quería, como no existía esa limitación en mi mente sólo me dediqué a hacer lo que me permitiría llegar a donde quería y lo logré. Aprendí con tal vivencia que las limitaciones para ir donde yo quería y necesitaba me las ponía yo misma, así como también que el lograrlo dependía de mí,  tal experiencia ha sido el gran soporte para las épocas más grises de mi vida, porque me ha permitido superarlas. Puedo afirmar más que por mi formación y conocimiento por mi experiencia, que podemos ir hacia las más profundas dificultades en la vida, donde todo es caos y oscuridad sin embargo, la única manera para salir de allí está en nosotros mismos, como también están todas las herramientas para ir por aquello que queremos y merecemos. Considero la vida como un continuo de evolución y cambio cosa que no se detiene, sólo hasta el momento en que desaparecemos, así que estamos siempre transformándonos y para vivirlo sostenidos en la felicidad que tanto queremos y buscamos debemos ir al ritmo del presente, de la realidad por dura que sea. Vivirlo así es difícil porque nos aferramos a todo incluyendo en muchas ocasiones el futuro que aún no es nuestro, esto influenciados por la sociedad y el mundo en que vivimos hoy en que  necesitamos hacer cambios y transformaciones, soy una convencida de ello.

La OMS (Organización mundial de la salud) pronostica que para el 2019 la segunda causa de invalidez será la depresión por estrés, me aterra sólo pensarlo, por lo que considero que debo aportar, con mi experiencia de vida y conocimientos a ayudar a otros para que esto y manera de vivir desde el sufrimiento disminuya y ojalá un día no sea real. El reto es desaprender todo aprendizaje del pasado que no nos beneficia y  aprender lo simple acerca de nosotros mismos, porque ahí adentro de nosotros, está el mayor de los tesoros, por eso mi lema es “todo lo bueno comienza en uno mismo”.

¿Quieres conocer más sobre nuestro trabajo?

Visita nuestro perfil de Linkedin.

Psicología

Desarrollo

Talento

claudia@claudiasogamoso.com

Claudia Sogamoso ©Copyright 2017 / Aviso Legal / Política de privacidad
Bang!Branding © 2017