Volver

¿Por qué no logras los objetivos que te planteas?

02.02.2018

La mayoría de las personas al inicio del año se plantean objetivos que satisfagan sus sueños y deseos porque quieren una vida mucho mejor de la que hoy tienen o simplemente quieren ser mejor en un aspecto de su vida. Sin embargo, suele suceder que a 31 de diciembre muchos son los que no han cumplido los objetivos planteados, y por supuesto es casi que seguro que terminan sintiéndose hasta culpables.

¿Cuál es la razón por la que con alta frecuencia las personas no cumplen sus objetivos?

      * No estás lo suficientemente comprometido con tu objetivo. Aunque la RAE la relaciona con obligación, yo no estoy de acuerdo. El compromiso va más allá de una obligación, está impresa la voluntad que es “quererlo” hacer, no por obligación, sino por el sentimiento de querer sentir bienestar y esto exige sentido, motivación.

Compromiso no es igual a responsabilidad, hay una diferencia. Responsabilidad,  proviene del verbo latino respondere que significa dar correspondencia a lo prometido, responder, dar respuesta, y cada uno puede  dar respuesta y no es necesario estar comprometido, es decir poner el sentimiento de querer dar la respuesta. Un ejemplo sencillo, firmas tu contrato de trabajo donde se acuerda que “debes” cumplir un horario de 9 a 14 y de 16 a 19, y das respuesta a esto puntualmente, así que eres responsable, lo cumples, sin embargo, es posible que no estés comprometido, cumples porque te sientes obligado, pero no te sientes a gusto con de tu trabajo y sólo haces lo que se te pide y nada más, ni por equivocación vas más allá de y por el contrario, sientes tu trabajo como un peso, no existe el sentimiento de quererlo hacer para estar bien en realidad.

Muchos son los objetivos que nos ponemos porque “sabemos” que sería lo mejor para nosotros, sin embargo, no estamos comprometidos, es algo que en realidad no “queremos” hacer generalmente porque hacerlo exige cambio, abandonar la zona de confort, lo que sé y tengo muy aprendido que es más fácil, ir hacia lo nuevo implica esfuerzo y prefieres no hacerlo.

 

      * Tu motivo, no te motiva: La motivación es una fuerza interna, nace de la necesidad, si no experimentas y sientes necesario algo, no vas a por la satisfacción de este algo, sólo cuando la necesidad es sentida, te “mueves” a la búsqueda de su satisfacción y haces lo que hay que hacer para satisfacerlo, esto es motivación. De ahí que es un proceso interno, no es correcto cuando decimos “te voy a motivar” nadie motiva a nadie, nosotros solos nos motivamos cuando en realidad experimentamos la necesidad muy sentida, los otros te pueden estimular a que tu sientas la necesidad.

 Si no hay un estímulo (motivo) suficiente que estimule el que sientas la necesidad es poco probable que vayas a por su satisfacción y menos que seas capaz de sostenerte ante las posibles frustraciones que muy seguro llegan.

Las frustración es la emoción (tristeza/rabia) que sientes cuando cosas o situaciones te impiden satisfacer tu necesidad, bloquean el alcance de ésta.

Sólo si tu motivación es lo suficientemente intensa podrás superar la frustración y persistir hasta lograr la satisfacción. Esto explica que las personas desisten de sus objetivos cuando la tolerancia a la frustración está debilitada y esto es por muchas razones, sin embargo una de las más importantes es esa, tu motivo no es demasiado poderoso para sostenerte en la frustración.

Estarás comprometido cuando estás motivado, quieres hacerlo  porque sientes una gran necesidad de hacerlo y buscas satisfacerlo. Un ejemplo es la necesidad de una madre por proteger a un hijo, es tan intensa, que pase lo que pase una madre naturalmente hará lo necesario para protegerlo, sentir que su hijo está protegido es muy satisfactorio genera muchas emociones gratificantes.

 

      * Tus emociones te limitan. Las emociones son nuestro sostén para avanzar en el camino hacia el logro del objetivo, la mayor de las emociones limitantes es el miedo y no porque sea una emoción negativa, ninguna emoción es negativa, las hacemos negativas nosotros, con nuestras creencias, principios, prioridades,  valores.

Cuando el miedo deja de ser un mecanismo de protección natural y esto es cuando se activa frente a amenazas no reales que genera más nuestra mente que la realidad, pasa a ser limitante y peor aun cuando es persistente e insistente.

Si tu miedo es mayor a tu motivación, desistirás y es una de las mayores causas de fracaso en el logro. Miedo a cambiar, miedo a no sentirte capaz de hacerlo, miedo al ridículo, a la crítica social,  miedo a lo novedoso, miedo a salir de tu zona de confort, miedo a la incertidumbre, miedo a perder el control de.

Otras emociones que pueden limitarte es la rabia o el enfado, aquí intervienes otros mecanismos psicológicos, no obstante, la más generalizada es el miedo.

 

         * Tus lecciones psicológicas aprendidas en el pasado: La manera como hemos aprendido a vivir    son nuestras lecciones, cada uno construye la manera de hacer su vida basado en lo aprendido  en el pasado.

Lastimosamente las lecciones las aprendemos tan de memoria y lo digo así para explicarme, que lo repites una y otra vez automáticamente, es como cuando conduces, lo haces en automático, ni lo piensas, ni lo sientes, es decir no eres consciente que lo haces y menos cómo lo haces, pero lo haces. Así nos pasa con esto de los objetivos, sabes que es lo mejor para ti, que tienes la necesidad, sin embargo te supera el hábito, la costumbre, tu mente que se sabe muy bien la lección y ni eres consciente de cómo funcionas en tu día a día, siendo así es poco probable que puedas crear y generar el cambio que requieres para ir por la satisfacción de tu objetivo.

Muchas son las razones que te limitan para lograr tu objetivo, he escogido estas porque son las que más encuentro generalizadas.

Si eres de los que se plantean objetivos a inicio de año y no los cumple, ¿Cuál de estas cuatro razones es la tuya?

Si te ha gustado este post y te parece interesante para otros, te invito a compartirlo. Deseo que este año cumplas tus objetivos, el cómo lograrlo te lo comentaré en otro post.

Foto: Unplash

Deja un comentario

claudia@claudiasogamoso.com

Claudia Sogamoso ©Copyright 2018 / Aviso Legal / Política de privacidad
Bang!Branding © 2018