Volver

Lo que necesita un profesional para ser competitivo en el siglo XXI

28.02.2019

La cuarta revolución industrial o industria 4.0 que ya la estamos viviendo, marcada por las tecnologías digitales, físicas y biológicas, ha traído consigo cambios significativos en todas las esferas de la vida humana. Lo personal, lo familiar y social que incluye lo profesional y labora, se han visto desajustados por efecto de los cambios drásticos. Nuestra manera de relacionarnos, de vivir, de movernos en nuestro entorno es diferente y en el marco de lo laboral y profesional solo es comparar las características de las generaciones en relación con la concepción del trabajo para darnos cuenta de tal cambio y evolución.

El mundo hoy nos propone vivir a diario con cuatro condicionantes básicos, que en la práctica de nuestra vida se traduce en desafíos a los que tenemos que enfrentarnos a diario. Este realidad se conoce hoy como entorno VUCA aplicable a lo que vivimos, en realidad en las dimensiones de nuestra vida.

  1. Cambio constante, disrupción
  2. Incertidumbre permanente, inseguridad, inestabilidad
  3. Confusión, sobreoferta y complejidad
  4. Ambieguedad, no sabemos exactamente definir la realidad

El reto humano está entonces, en cómo responder frente a estas cuatro condiciones que el entorno nos propone, dado que son diametralmente contrarias a lo que buscamos, necesitamos y queremos, porque, por el contrario, humanamente nosotros queremos estabilidad, seguridad, equilibrio, precisión y control, son necesidades que buscamos satisfacer, partiendo de la propuesta de las necesidades de Maslow, así que es un conflicto, el mundo te propone situaciones que no tienen que ver con lo que tu buscas y quieres.

Realidad Vs necesidades humanas

Frente a esta nueva realidad, de revolución que significa así mismo, una disrupción, porque es una interrupción súbita en nuestra manera de vivir, de ahí que muchos expertos le han llamado “tsunami” tecnológico, llegó sin avisar, aunque yo no estoy tan de acuerdo, con el hecho que no avisó, mi opinión al respecto es que más bien estábamos tan distraídos que no escuchamos los avisos previos, es como si se avecina una tormenta y no enciendes la radio u otro medio de comunicación, porque estás concentrado en tus quehaceres. Así que esta nueva realidad, como todas las que nos han antecedido, nos reta a romper esquemas, paradigmas, maneras de hacer y de vivir y no quiero venderte la idea comercial de que esto lo puedes hacer abra, cadabra, pata de cabra, porque no es así, adaptarse es algo sencillo, pero que exige a nosotros los humanos la puesta en marcha de proceso neurofisiológicos y psicológicos complejos. Dicho esto tenemos dos opciones, como lo han tenido todas las especies antes, ahora y seguro que después, adaptarnos o no, por eso sigue tan vigente la frase de C.Darwin. No, significa al mismo tiempo opciones de quedarte en el pasado, e implica desparecer, o crear tu propia manera, lo cual es posible, sin embargo, tiene un coste muy alto, un esfuerzo inmensurable, sería nadar contra corriente y es nuestra decisión. Por ahora te propongo adaptarte a la nueva manera de trabajar, esto parece fácil pero no lo es, las personas no cambiamos de la noche a la mañana, la adaptación implica cambio, renuncias, esfuerzo, aunque lo podemos hacer muy rápido por sobrevivencia, pero cada uno de nosotros tenemos nuestro propio ritmo y es una de las cosas primeras que necesitas descubrir, cuál es tu ritmo.

Ahora bien, ¿cuál mi propuesta para que puedas adaptarte y ser competitivo profesionalmente?

No te voy a hablar aquí de competencias digitales, inteligencia emocional, capacidad de negociación, relaciones interpersonales, etc, porque exigir eso a todos es como meternos en una camisa de fuerza, cada uno de nosotros tenemos lo nuestro y es obvio que no somos iguales, llegar a desarrollar una competencias lleva tiempo y mucho, requiere un aprendizaje y eso implica conocimiento, desarrollar una capacidad y alinearte con una manera de ser y claro que es la idea, lograrlo, llegar a herramientas que seguro necesitamos, pero eso no es de un día a otro, así que mi propuesta va a que puedas poner en valor lo que ya tu eres y lo que ya tienes y que tal vez no lo has descubierto, o no lo has sabido potenciar y poner en valor, para lo cual se requiere aprender sí, pero más de ti mismo. Te hablaré de cómo ser competitivo y no se refiere a competir, se refiere a poseer la competencia para enfrentar los desafíos y retos que la realidad nos pone, competencia implica conocimiento, preparación, ser capaz de, estar comprometido e involucrar tu voluntad al máximo para ir donde necesitas, quieres ir o estar.

Uno de los grandes del management, Peter Drucker expone, que la mayor condición para alcanzar la eficacia profesional es lograr gestionarte a ti mismo, y eso inicia por identificar primero tus fortalezas (capacidades, habilidades, destrezas, competencias, talento), así que lo primero que deberías preguntarte según Drucker, ¿cuáles son tus fortalezas? Y aunque eso parece que se puede responder en una entrevista de trabajo en cinco minutos, él demuestra que responderlo con exactitud nos lleva tiempo, de 9 a 12 meses como mínimo y propone un ejercicio que él realizó durante 20 años después de lo cual seguía descubriéndose. No obstante, y por experiencia propia, después de un gran cambio súbito de vida que decidí a mis 38 años, cambié de país y aunque planifiqué, me preparé, al menos el 80% de la realidad no fue nada parecido con lo que había previsto, llegué a España en el año 2008 cuando se declara la crisis, y pasé días y días interminables de crisis económica, profesional, laboral, personal (Un día escribiré sobre esto al detalle), fueron días muy grises, así que, aunque comparto con Drucker este paso tan importante como es el determinar las fortalezas, no me queda duda que el primer paso es:

  1. Definir con claridad y determinación lo que quieres para ti y no es lo mismo al objetivo o la meta, que también son necesarias, es mucho más allá y es el propósito, lo que da sentido a tu vida, cuando estás en lo más profundo del hoyo y sin necesidad de estar en el hoyo también, es lo que de verdad te da fuerza, doblega tu voluntad, cuando esta disminuye, y esto sólo puedes definirlo tú, suele encontrarse en el pasado de nuestra vida, el punto es que no nos hemos dado cuenta, y por lo regular se encuentra en puntos de inflexión que hemos vivido. En mi caso, puedo decirte que tuve un punto de inflexión que me marcó en mi pasado y que hizo que yo sacara los mejores recursos físicos, mentales, emocionales, pero en aquel momento no me di cuenta, lo observé 20 años después e hizo que hasta hoy pueda enfrentar la incertidumbre, la confusión, la ambigüedad constante en la que vivo, en mi vida laboral y profesional, por eso el propósito para mí es la gran arma para enfrentar el mundo profesional y laboral, es el para qué, hacia donde encauzamos nuestra energía vital. Lleva tiempo definirlo e implica inexorablemente el ensayo y error para descubrirlo.
  2. Descubre tus propios recursos, y esto es tus fortalezas, este es nuestro gran tesoro, para enfrentar la propuesta del mundo de hoy. No estoy de acuerdo, con el hecho de que necesitamos crear siempre nuevos aprendizajes, en el caso de los jóvenes es normal, su experiencia la están construyendo y están creando nuevos aprendizajes continuamente, sin embargo en el caso de nosotros los seniors, no es necesario crear nuevos aprendizajes es muy complejo, lleva mucho tiempo, así que es ineficiente hacerlo, lo importante es entonces que lo que ya posees puedas de manera estratégica reubicarlo, es decir hacer un reaprendizaje de ti mismo y con un ejemplo creo que me comprenderás mejor. Un director comercial, se enfrenta a grandes cambios en su compañía, es un boomers, muy trabajador, honesto, que da todo y más con su compromiso, sin embargo, ahora con los cambios, no ha podido ajustar el sobresaliente desempeño al que estaba acostumbrado, necesitó realizar un análisis y valoración de sus fortalezas con respecto a su puesto de trabajo ahora, en tal reflexión y ayudado por su coach, se da cuenta que una gran fortaleza que lo hizo mantenerse en su cargo actual con éxito, es el de mediador, entre su equipo y la compañía, es muy bueno para manejar información, su perfil por tanto es analítico, así que su poder se centra en la información, es capaz de gestionar tanto la información de su equipo como la de su jefe y fusionar y dinamizar aportando valor a ambos, evidentemente otra de sus fortalezas es el servicio, y sabéis? Esto lo aprendió desde adolescente cuando fue el gran mediador entre los conflictos de sus padres, por eso se caracterizó en la relación con sus padres y a lo largo de los años, ha sido su gran fortaleza, además no sólo en su trabajo sino también en su vida en general, descubrir esta gran fortaleza, le permitió enfocarse en el aporte de valor a su equipo y así nuevamente posicionarse dentro de la compañía y mejorar su desempeño, pudo enfocarse fuertemente en hacer uso de su gran fortaleza en favor de lo que hoy el entorno le exige, gestionar su equipo para los mejores resultados. Aunque nuestras capacidades son innatas las modela nuestra personalidad y la dinámica con el entorno, ya lo decía en su teoría sociocultural Vigotsky, así que en este punto es fundamental que podamos determinar cómo estamos utilizando nuestras fortalezas en la dinámica con el entorno y cómo podemos reajustarlas a lo nuevo, esto es adaptación.
  3. Necesitamos desarrollar una gran capacidad de concentración, el medio nos propone distracción todo el tiempo, los móviles, la moda, la tele, los placeres generales, etc. Y necesitamos crear y mantener un antídoto frente a esto, y es ser capaz de mantener nuestra concentración en lo importante, para lo cual lo primero es determinar cómo es nuestra manera de hacer lo que hacemos, en nuestro trabajo, en nuestra vida cotidiana, determinar claramente cómo es nuestro desempeño, en qué somos competentes y en qué no lo somos, para esto es necesario conocer muy bien cuáles son nuestras funciones, nuestra misión del cargo, del trabajo que desempeñamos, muchas veces le pregunto a los profesionales, qué es lo que tiene que conseguir con su trabajo y no sabe qué responder, cuando esto es fundamental para saber cómo vas a utilizar lo que sabes, lo que puedes lo que quieres, es decir tu competencia y canalizarla hacia el objetivo. La atención y la concentración requieren entrenarse y es muy difícil hacerlo en un entorno plagado de bombardeo de estímulos, por eso te sugiero acudir al deporte, a la meditación, a la lectura, a tiempos muertos de silencio, de apartarte del día a día, de parar con frecuencia y eso es no hacer nada de lo que habitualmente haces, parar la mente es fundamental parar de percibir, y dedicar tiempo a entrenar la atención y la concentración, eso te permite no desenfocarte.
  4. Alimentar con frecuencia e intensidad las relaciones, en primera instancia con tus seres queridos más cercanos, son la mejor fuente para sostener continuamente la vida emocional, así como para obtener tu mejor feedback, es la gente que más te conoce. Drucker dice que una gran fuente para conocer nuestras fortalezas es el feedback y quienes nos lo pueden dar son los otros y quienes mejores que nuestros seres queridos, aunque sea bajo crítica destructiva, necesitamos aprender a gestionar como oportunidad estas devoluciones, porque algo tienen que ver con nosotros y es importante prestarle atención para la reflexión y mejora. Las relaciones se sostienen y alimentan de los afectos, de los sentimientos así que es importante entrenarnos en recibir y dar afectos y expresiones de sentimientos, esto nos sostiene emocional y psicológicamente frente al entorno que nos presente adversidad con frecuencia. También es importante como profesionales del siglo XXI mantener las relaciones y sobre todo ampliarlas, no solo porque te da vigencia, sino también porque te da la oportunidad de aprender, y aprendemos más cuando compartimos nuestro conocimiento y experiencia con los otros. Sin relaciones no llegamos muy lejos. En mi caso, yo asisto a toda actividad donde pueda conocer personas, compartir, y compartir es recibir y dar.
  5. Por último, y la más importante de todas, prepararnos para aceptar la realidad tal y como es y no como queremos que sea, y la mejor forma en mi caso que yo he enfrentado esto, es a través del ensayo/error, es aquí donde se requiere resiliencia, la resiliencia nos da actitud, esa de la que tanto hablan, que no es lo más importante, pero si es necesaria indiscutiblemente, y la actitud es estar dispuesto a dar lo mejor de ti en las más difíciles circunstancias o en las mejores circunstancias, donde la voluntad puede jugarnos la mala pasada, desviarnos hacia la depresión o hacia la ansiedad, ambas son maneras ineficientes de enfrentar el miedo que nos produce tanta incertidumbre, inseguridad, desconfianza, ambigüedad.

En resumen, para enfrentar el mundo laboral del siglo XXI necesitamos ocuparnos en ser mejores personas y mucho menos en obtener logros, metas y objetivos, sin decir que estas no son necesarias e importantes porque nos dan dirección. Esto significa ocuparnos en descubrir, desarrollar, crecer con lo mejor que ya somos y tenemos para darnos a nosotros mismos, porque nadie da de lo que no tiene, así que comienza por conocerte, por eso la base de la inteligencia emocional es el autoconocimiento, y paso segundo el que dice Drucker, autogestión que podría de alguna manera relacionarse con el autocontrol de  Goleman, de todas maneras,  son las dos condiciones máximas para enfrentar de manera eficaz el adaptarnos al mundo VUCA, porque de aquí parte todo lo demás, que es el desarrollo y adquisición de nuevas habilidades y de nuevos conocimientos, así como la actitud para innovar, crear, adaptarte.

¿Eres profesional y te sientes preparado para enfrentar eficazmente la vida laboral del mundo hoy?

Puedo ayudarte a mejorar tu desempeño y a cómo encajar eficazmente tu potencial en lo que haces, para que obtengas mejores resultados.

Puedes contactarme en https://claudiasogamoso.com/hablamos/

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies